Cómo iniciar sexo anal: Guía para principiantes

Si te quieres iniciar en el sexo anal, seas chico o chica, homosexual o heterosexual o del sexo que seas. Si tienes pareja estable o no esto es lo que necesitas saber.

¿Qué es el sexo anal?

Iniciar sexo anal no es únicamente la penetración anal con el pene, sino también la penetración anal con juguetes en solitario, en pareja y todo lo que está relacionado con la estimulación anal sin que haya penetración. Puedes disfrutar del sexo anal si tienes vulva o si tienes pene.

Beneficios del sexo anal

  • Aumenta la intimidad en pareja: Las mujeres suelen contar que con el sexo anal aumenta la conexión con su pareja ya que necesitas fluidez en la comunicación. Al innovar en la cama, es una forma de mantener avivada la chispa si llevas mucho tiempo en una relación. Al principio de practicarlo es super importante combinarlo con otra estimulación como puede ser la del clítoris.
  • Abre nuevas posibilidades: antes de probar el sexo anal es aconsejable introducir un juguete anal como las bolas anales o los plugs. Esto te abrirá un mundo de nuevas sensaciones.
  • Mayor intensidad en el orgasmo: Al estar tan lleno de terminaciones nerviosas sensibles, la estimulación del ano produce mas excitación que cualquier otra práctica. Muchas de estas terminaciones están conectadas con los genitales.
  • Menos riesgo de embarazo: Es obvio que si un pene no entra en la vagina es poco probable que un espermatozoide pueda fertilizar un óvulo.
  • Tiene propiedades analgésicas: aunque lo podemos aplicar al cualquier tipo de relación sexual, practicar sexo anal, mejora tu sistema inmunitario, te mantiene en forma ya que practicas ejercicio y tus anticuerpos “se animan” y te protegen.
  • Relaja tensiones y libera el estrés: No solamente la estimulación de los nervios del ano, sino al liberar las hormonas al realizar el encuentro sexual genera una relajación de todos los músculos del cuerpo, preparándote para un sueño reparador.
  • Te limpia: pese a lo que se suele pensar, el sexo anal hace un gran trabajo de limpieza. Al aumentar la actividad en esta zona, ayuda a mover los intestinos y facilita la evacuación.

Cómo prepararse para el sexo anal

El sexo anal a dejado de ser un tabú para parejas heterosexuales y homosexuales. Lo primero que debemos de saber es que el sexo anal no guarda mucha relación con el sexo vaginal.

Es importante que sepas que intentar llegar directamente a la penetración anal sin la preparación adecuada es un gran error porque generalmente puede producir mucho dolor y el interés por el sexo anal se verá muy mermado.

La diferencia entre la vagina y el ano es que el ano no está preparado de la misma manera ya que no lubrica, por eso es muy importante utilizar lubricantes especialmente diseñados para este tipo de actividad. 

Intentar llegar directamente a la penetración anal sin la preparación adecuada es un gran error. Es muy importante utilizar lubricantes anales.

Cómo empezar a practicar sexo anal 

Por ejemplo aquí os enseño un lubricante de silicona que no se seca y ayuda a que la relación sea más fluida. Además algunos contienen jojoba, que ayuda a dilatar y estimular el ano para que la penetración sea más sencilla. Además, debemos fijarnos en cómo va a dilatar el ano puesto que tiene que ser muy progresivamente. 

Para ello, podemos utilizar nuestros dedos. Empezar introduciendo un dedo, luego dos, mas tarde tres, todo muy despacio y con mucha calma. 

También existen juguetes sexuales específicos para ayudar a dilatar mejor como son por ejemplo, los tapones o plugs anales que van de más pequeño a mayor y que podemos ir introduciendo poco a poco hasta que se vayan adaptando a nuestro ano.  

Toso esto lo haremos hasta que por fin nos sintamos preparados para introducir el pene. Lo habitual es que este proceso nos lleve varios intentos y varios días. En nuestra sexualidad no se trata del todo o nada sino de ir practicando probando con calma, sin prisas. Nuestro objetivo es disfrutar así que solo tenemos que centrarnos en eso.  

Cómo disfrutar del sexo anal 

Para disfrutar del sexo anal hay que estar muy relajada y muy excitada, así que sí o sí dedica tiempo a la estimulación de otras zonas erógenas para preparar el cuerpo y relajar la mente.

Os damos unos consejos para que podáis disfrutar de esta práctica a sabiendas y conociendo bien cuáles son sus riesgos para poder evitarlos. 

Sexo seguro

El primero de todo deciros que tiene que ser siempre sexo seguro para ello necesitamos utilizar siempre preservativo. Esta práctica sexual no está exenta de riesgos por eso, el uso de preservativo ya que la mucosa rectal es muy absorbente y puede ser un ambiente propicio para que se desencadenen infecciones. Además el uso del preservativo ya que contiene un poquito de lubricante lo que hará es favorecer la penetración por lo tanto no hay excusas para no utilizar preservativo. 

Higiene

El siguiente consejo es la higiene. Ante todo, si llevamos puesto el preservativo no habrá ningún tipo de problema y aparte tenéis que saber que en el recto pueden quedar sustancias fecales y entonces sería beneficioso que podamos tener una comunicación con nuestra pareja para saber qué método higiénico podemos utilizar aparte de utilizar el preservativo. 

Puedes usar las duchas anales. Se trata de poner agua calentita introducirle lo que es la boquilla dentro de largo y presionar para que salga el agua caliente y poder limpiar toda esa zona. El uso de lavado rectal es una cosa opcional, todo dependerá de cuánto seáis de escrupulosos y por lo tanto es necesario que comuniquemos con nuestra pareja. Si no queremos utilizar estas duchas rectales podemos simplemente lavarnos con agua y jabón neutro, sin perfume, para no irritar la zona. 

Un dato importante a tener en cuenta es que cuando hayamos acabado de realizar la práctica anal no introducir el pene por ejemplo en la vagina o en la boca puesto que puede ser un foco de infección muy grande si queremos cambiar de práctica tendremos que cambiar el preservativo. 

Lubricación

Un tercer punto importante es tener en cuenta la lubricación. El ano es un músculo que no genera lubricación de manera natural como ocurriría en la boca o en la vagina así que siempre tenemos que utilizar lubricación externa. El uso de lubricante no está reñido con la edad por ejemplo de las mujeres en este caso no tenemos asociado el hecho de que utilizamos lubricante porque padecemos sequedad vaginal.  

Tenemos de diversos tipos y yo os voy a hablar concretamente de tres. El primero son los de base silicona que serían más densos y que por lo tanto no se evaporan con tanta rapidez. No tenemos que ir echando cada 2 por 3. Lo que sí debes tener en cuenta es que no está recomendado el uso de este tipo de lubricante con los preservativos ni con los juguetes sexuales porque podríamos padecer algún tipo de fisura ya sea en el en el preservativo y los juguetes. 

 El segundo lubricante que es el de base acuosa  Se diluye con nuestros fluidos naturales y no irrita. Es absorbido por el cuerpo con mayor facilidad por lo que tendrás que ponerlo de manera reiterada. Aprovecha para hacerlo con un juego erótico. Además los de base agua no se pegan, no manchan y se sacan con facilidad de ya sea de las sábanas o de alguna prenda.

El tercer tipo de lubricante son aquellos que tienen sustancias anestesiantes como las benzocaínas. Es importante tener cuidados con ellas, porque si anestesiamos esa zona la persona que va a recibir el sexo anal no vas a saber si le está haciendo daño.

Sin prisas

Otra cosa importante que tienes que saber es que en el sexo anal tenemos que ir paso a paso. Es altamente recomendable que la persona que va a recibir sexo anal este esté excitada y que sobre todo esté relajada. Puede ser que la primera no salga por lo tanto no nos frustremos. Podemos ir viendo cómo cómo reacciona nuestro cuerpo cómo reacciona el cuerpo de nuestra pareja e ir trabajando poco a poco. Si no sale en un día no os preocupéis la cuestión es ir cogiendo práctica. 

Es importante que la penetración no tiene que ser de golpe no nos referimos solo al hecho de introducir el pene sino cualquier objeto que deseemos. Hay que ir poco a poco recordando que el esfínter es un músculo que tiene la capacidad de dilatarse. Hay que respetar los tiempos de cada pareja. 

Otro dato importante que tenéis que tener en cuenta es el hecho de que el ano no tiene tope como si tiene la vagina, que su tope es el cuello del útero, por lo tanto cualquier cosa que nos introduzcamos en el ano, la base tiene que ser mayor de aquello que nos pongamos dentro porque al hacer el movimiento hacia arriba puede ser seguramente que perdamos aquello que nos introduzcamos. 

Plug anal

Te puede interesar

Cómo llegar al orgasmo en pareja

Cómo llegar al orgasmo en pareja

¿Quieres llegar al orgasmo al mismo tiempo que tu pareja? ¿Ansías llegar al éxtasis simultáneamente? Esto es lo que debes saber para lograr tener un orgasmo compartido. El famoso orgasmo simultáneo ¿es misión imposible? Si has llegado a este artículo es porque quieres...

Tipos de preservativos: Guía para principiantes

Tipos de preservativos: Guía para principiantes

Los condones o preservativos son fundas de látex que se colocan sobre el pene para brindar protección contra embarazos no deseados y ayudar a detener la transmisión de enfermedades de transmisión sexual (ETS). En la actualidad, con tantos colores, texturas y...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *