que es el pegging

Guía para practicar el pegging

¿Qué es el pegging?

Después de años de esconderse en las sombras, el pegging finalmente está recibiendo la atención, en general, que merece. Ya sea que seas un curioso o un peg-pro, el pegging puede ser una forma muy rica de cambiar la monotonía en tu habitación.

Tal vez hayas escuchado sobre esto en la televisión o en las películas, o lo haya mencionado en conversaciones nocturnas con amigos. lo que es cierto es que por nuestras ventas, el pegging está teniendo su momento como centro de atención, y no podríamos estar más entusiasmadas con él.

Aunque solo se ha hablado abiertamente en los últimos años, el pegging ha existido desde el principio de los tiempos. Cuándo se dieron cuenta exactamente de el, no estamos exactamente seguras: ese momento se ha perdido en la historia.

Pero en estos días, el aumento de la positividad sexual ha creado un cambio cultural en el que más parejas están dispuestas a admitir que les gusta, y otros se inspiran para probar por sí mismos.

¿Qué es la practica del pegging en el sexo ?


Básicamente, es cuando una pareja usa un arnés con pene y lo usa para penetrar a la otra pareja.

El término fue acuñado originalmente a principios de la década de 2000 por Dan Savage en su columna de consejos sexuales positivos, para referirse a cuando una mujer cisgénero usa un arnés para penetrar analmente a un hombre cisgénero. Pero bueno, ¡no vamos a vigilar silo hacéis bien o no!. Todos y cada uno de los géneros pueden coger un arnés y disfrutar del pegging de la forma que mejor les parezca.

¿Qué tiene de bueno el pegging?


¡Se trata de placer, oh yeah! De verdad, es una excelente manera de cambiar tu relación y experimentar algo nuevo.

El pegging puede ser una forma divertida de jugar con dinámicas de poder en la cama. La pareja que suele ser el dador normalmente, durante el sexo se convierte en el receptor, y viceversa.

Para el pegger, puede ser sexy ser el que tiene el control para variar y complacer a tu pareja y cumplir sus deseos. Para el receptor, puede llevarle a un aumento de los sentimientos de vulnerabilidad e intimidad (lo cual es atractivo). Pero, por supuesto, el hecho de que seas el receptor no significa que no puedas ser el jefe.

Para aquellos a los que les gusta el BDSM, incluir el pegging en la ecuación puede mejorar un poco, especialmente para los dueños de la vulva a quienes les gusta ser dominantes y los dueños del pene que son más sumisos.

Aparte de los aspectos emocionales, el pegging también puede sentirse físicamente increíble. Para aquellos con cuerpos masculinos, el juego anal abre las puertas a un nuevo mundo de placer.

Todo esto es gracias a una pequeña glándula ubicada a un par de pulgadas dentro del recto: la próstata. Esta es parte del sistema reproductivo masculino, y su trabajo diario es ayudar a garantizar que el semen tenga la consistencia adecuada, pero también es un centro secreto para el máximo placer. La estimulación de la próstata puede conducir a orgasmos estremecedores y sorprendentes que, según algunos, son más fuertes que los relacionados con el pene. ¿Quién no querría probar esto?

Incluso aquellos sin próstata pueden disfrutar de la sensación de ser penetrados, ya que estimula las muchas terminaciones nerviosas sensibles dentro del ano. Esta practica permite una penetración anal más profunda y aguda que te ayudará a alcanzar todos esos puntos maravillosos que pueden ser complicados si lo haces sin compañía. Además, puedes compartir la experiencia con alguien que te importa.

Y no es solo divertido para el peggee. o receptor. La practica del pegging también puede sentirse muy bien para la pareja que da. Aquellos con cuerpos femeninos pueden disfrutar la sensación de empujar a su pareja porque la correa del arnés rozará contra su clítoris. Si deseas llevarlo al siguiente nivel, pruebe con un arnés de dos cabezas, como el vibrador sin arnés recargable Angelo:

Realmente lo tiene todo: estimulador de clítoris flexible, un diseño a prueba de agua y ocho estilos diferentes de vibración.

Para aquellos con cuerpos masculinos que quieren ser el pegger, hay arneses huecos que están diseñados para poner tu pene dentro, como el arnes vibrador hueco unisexBenny o Gregory:

Esta puede ser una excelente manera de introducir en tu vida sexual, agregando vibración y un impulso extra de longitud al miembro con el que viniste maravillosamente al mundo.

Cómo planteárselo a tu pareja

Para jugar con el pegging, necesitarás dos participantes disponibles. Tal vez sea algo por lo que has tenido curiosidad por un tiempo, o tal vez solo quieras explorar el tema con tu pareja.

De cualquier manera, es mejor abordar el tema antes de intentar soltarlo en la cama. Plantea la idea en un entorno informal y expresa su interés en intentarlo. Si no tienes palabras, di algo como “¿Has oído hablar del pegging? Creo que es tan caliente y sexy, que me encantaría probarlo contigo, si estás interesado claro”.

Si están buscando frenéticamente en Google «¿Qué es el pegguing?», podrías ayudarle a aprender como se lleva a cabo, enviándoles uno de los muchos videos educativos sobre el tema (la pornografía también funciona, si quieres entrar directamente), o incluso compartiendo este mismo artículo.!

Para aquellos que nunca han probado el sexo anal, pasar directamente al pegguing puede ser un gran paso. Para que se sienta un poco más accesible, prueba otros tipos de estimulación anal, como usar los dedos, la boca o un plug anal antes de sacar el arnés:

Todos tienen diferentes reacciones cuando se trata de experimentar, así que dale a tu pareja un poco de tiempo para pensarlo. A veces puede dar miedo plantear nuevas ideas a tu pareja, pero en una relación sana siempre debes sentirte seguro para compartir tus deseos y necesidades.

Y no importa cómo responda, nunca, NUNCA te sientas avergonzada de pedir lo que quiere, incluso si la respuesta a veces es no. ¿Pero quién sabe? Es muy probable que tu pareja también haya querido probarlo y solo haya estado esperando que tu se lo comentes.

ELEMENTOS PARA PEGGING

Una vez que haya decidido darle una oportunidad, es hora de reunir sus suministros. Primero, elige el arma que prefieras, es decir, un arnés. Hay dos estilos principales para elegir: el arnés con correa y la ropa interior con correa.

El arnés es la elección tradicional. El diseño permite un montón de contacto piel con piel, lo que siempre es una ventaja cuando te pones manos a la obra. También está equipado con varias hebillas y correas ajustables, por lo que te queda como un guante. Esto es un gran problema, porque tener el ajuste perfecto es necesario para tener el control y el ángulo correctos para darle como deseas adecuadamente a tu pareja. El único inconveniente es que, debido a todos los elementos personalizables, ponerse el arnés puede requerir un poco de tiempo y energía adicionales.

Por otro lado, la correa estilo ropa interior es tan fácil como vestirse por la mañana. El diseño infalible es perfecto para sexo rápido y espontáneo. También es menos voluminoso que un arnés, lo que lo convierte en la mejor opción para empacar (usar un juguete debajo de la ropa). Si opta por este estilo, solo tenga cuidado de obtener algo que le quede bien.

Ambos tipos te permiten cambiar el dildosegún tus propios deseos. Los principiantes en el juego anal pueden querer quedarse con algo un poco pequeño al principio, como el Dildo Calex Boundless 12 cm para principiantes.

No te preocupes, siempre puedes aumentar el tamaño cuando seas un experimentado. Si todavía tienes dudas sobre qué producto agregar al carrito, consulta nuestra página Cómo usar un arnés sexual una guia informativa de lo mas esclarecedora.

Después de esto, todo lo que realmente necesitas para el sexo pegging es mucho (y MUCHO) lubricante. Debido a que el ano no lubrica por sí solo de la misma manera que lo hace la vagina, necesita un poco de ayuda. Por esta razón, el lubricante anal es más espeso y resbaladizo que el lubricante normal.

Si está usando un dildo de silicona, apéguese a un lubricante a base de agua para no dañar tu juguete.

Sin embargo, si su juguete es de vidrio o metal, el Lubricante de deslizamiento anal relajante pjur Back Door es un excelente lugar para comenzar, ya que está hecho con aceite de jojoba resbaladizo que tiene efectos calmantes para mantenerlo siempre relajado.

Cómo practicar pegging con alguien


¿Ya estamos listos?, ¡así que que comience el pegping!!

El buen sexo tiene tanto que ver con la confianza como con el acto en sí, así que asegúrate de tener todo en orden para que ambos estén lo más cómodos posible. Ya sea que eso signifique configurar la iluminación ambiental, poner una toalla sobre la cama o tomar una copa o quizá dos de vino, haz lo que sueles hacer para estar de buen rollito.

Cuando llegue el momento de ponerse manos a la obra, comienza con un poco de juego previo. Puede ser útil calentar primero el área anal, masajeándola con un dedo lubricado. Cuando ambas partes estén listas, desliza la punta del arnés hacia adentro, lenta y seguramente.

Recuerda: la comunicación abierta es primordial. Como pegador, debes asegurarte de no esforzarte demasiado ni lastimar a tu pareja, así que lee su lenguaje corporal y escucha la forma en que responde a tus acciones. Si no estás segura, un simple «¿Te gusta esto?» puede ser una forma rápida de verificar que funciona.

Puede llevar un rato que el esfínter se suelte y que tu pareja se acostumbre a la nueva sensación. Una vez que parezca que os estáis involucrando, puedes comenzar a acelerar tu ritmo.

Lo hiciste, ¡estás haciendo pegging! Mientras ambos os divirtáis, realmente pos podéis volver locos y disfrutar.

Ahora que conoces los entresijos (y los entresijos…) pegging, todo lo que queda por hacer es intentarlo por ti mismo. Con una buena cantidad de lubricante, una comunicación abierta y una pareja dispuesta, nunca se sabe qué delicias te esperan. ¡Adelante y disfruta!

Carrito de compra
Abrir chat
1
¿Tienes dudas? Te ayudamos a elegir
Hola 👋
¿Necesitas más información?
👉 Te ayudamos a elegir.