Slow Sex o cómo disfrutar mejor de tus relaciones sexuales

Sexo sensible, sensual, tierno, lento y consciente y que ni siquiera tiene que llegar al clímax. En este artículo te explicamos qué es el Slow Sex y cómo empezar a practicarlo.

Mucho se ha hablado del Slow Sex el año pasado. Con la pandemia hemos tenido que quedarnos en casa más tiempo y por lo tanto hemos tenido que reinventarnos: redescubrir a nuestra pareja y a nosotros mismos. El objetivo del Slow Sex es que la energía que normalmente se canaliza a través de un orgasmo sea retenida en el cuerpo, provocando un auténtico torrente de emociones. ¿Cómo puede funcionar el sexo romántico, lento y suave? ¿Sexo sin la presión de tener que actuar y sin orgasmo? Para sacarte de dudas, te lo explicamos en este articulo cómo probarlo tu misma en unos cuantos tips.

¿Qué es el Slow Sex?

  • El término “sexo lento” probablemente fue acuñado por primera vez por la experta en tantra Diana Richardson en 2011, y lo describe como sexo consciente que se centra en la conexión emocional entre la pareja.
  • En contraposición a la corriente occidental basada en la penetración y en lo inmediato que nos llevaba a la rutina más aburrida e inapetencia sexual en ocasiones. El Slow Sex nos invita a todo lo contrario: centrarnos en el detalle, a mirarnos hacia adentro, a saborear cada segundo, a conectar de nuevo con nosotros y con nuestra pareja de una forma consciente. 
  • El Slow Sex significa no obsesionarse nunca con el orgasmo y centrarnos únicamente en disfrutar. Esto favorece a 2 elementos fundamentales en las relaciones sexuales: por una parte, una mayor conexión con tu pareja: al no centrarnos en un orgasmo inmediato, tenemos la oportunidad de conocer nuestro cuerpo y lo que nos gusta, además de darnos cuenta de los gustos de nuestra pareja. Otro elemento de esa postergación del orgasmo hace que este sea más intenso cuando pase y lo disfrutemos mas.

 Técnicas para practicar Sexo Lento

1. Preparativos

Lo primero se recomienda es preparar juntos el lugar: No solo debéis elegir la franja horaria juntos, sino que también tenéis que aseguraros de no ser molestados y crear un ambiente agradable. También es una buena idea tener todo lo que necesitas a mano. Esto podría pasar en un hotelito de montaña o en tu propia casa. Incluye detalles como un aroma especial, un buen lubricante, una vela de masaje… así que apaga tu teléfono, lleva a los pequeños con sus abuelos y baja las persianas.

2. Calentamiento

Pasar a lo que se conoce como fase de calentamiento: Relájate y acuéstate desnudo en la cama con tu pareja, mirándoos el uno al otro durante un tiempo. Puedes comenzar respirando profundamente en su vientre, tal vez meditando y luego comenzando a acariciarse.

Un pequeño consejo para los hombres: es mejor empezar tocando los pechos de tu pareja desde el principio mientras que hacéis contacto visual profundo. Y un consejo para las mujeres: apoya ligeramente la mano sobre el pene de su pareja e intenta excitarlo lo menos posible. Aquí también, el contacto visual y las caricias en el cuerpo son la mejor forma de empezar.

3. Empieza la excitación

Una vez que haya pasado la “fase de calentamiento” las caricias se vuelven más intensas, sin excitarse demasiado. Lo que quieres es simplemente sentir lo que sucede dentro de ti. Para notar cómo te sientes cuando tu pareja comienza a excitarse sexualmente. También puedes decirte a ti mismo cómo te sientes. Entonces aquí podéis “uniros” como pareja. Esto debe hacerse con ternura y sin ningún movimiento rápido. 

Si puedes, debes intentar insertar el pene del hombre con poca o ninguna erección, ya que esto permitirá que los genitales se conecten de manera diferente (de una manera desconocida) e incluso se comuniquen entre sí usando energía. Un pequeño consejo: cuando se inserta un pene no erecto en particular, el lubricante de agua puede ser muy útil ya que facilita la penetración “suave” y la hace más placentera para ambos.

 4. Jugar con los sentidos

Tápale los ojos a tu pareja y dale un masaje con aceites y cremas aromáticas que puedes comprar en miparrula.com. Cuando anulas uno de los cinco sentidos como puede ser la vista, los demás sentidos se agudizan.

5. Los juguetes

Introducir juguetes sexuales en la cama. Podéis poneros de acuerdo en usar un juguete externo para los dos.

5. El clímax

No hay un tiempo exacto pero llegarían entre 10 y 20 minutos para estar suficientemente excitadas o excitados para el clímax.

Los momentos posteriores al sexo lento son como los momentos previos: saborea la intimidad de la desnudez, habla sobre lo que acabas de experimentar o incluso revela emociones más profundas. Algunos hombres o mujeres pueden incluso encontrarse al borde de las lágrimas. Es importante permanecer en la cama un rato, manteniendo la intimidad, y no levantarse bruscamente o interrumpir el encuentro sexual.

7 beneficios del sexo lento

  • Especial: haces una cita para un sexo suave.
  • Sin presión: tener un orgasmo no es el objetivo del sexo lento.
  • Íntimo: se trata de una mujer que se abre y se abandona y de un hombre que se entrega.
  • Nuevo: te familiarizas más con tu propio cuerpo y con las zonas erógenas de tu pareja.
  • Relajante: se fomentan las posiciones cómodas y no hay más excusas para no tener sexo.
  • Refrescante: el sexo lento también es posible sin una erección.
  • Variado: no importa la edad que tengas, el sexo lento ofrece algo para todos. 😊

5 consejos para comenzar a practicar el sexo lento:

  1. Primero practica por tu cuenta: enséñate a ser consciente cuando te masturbes.
  2. Habla abiertamente con tu pareja sobre el deseo de tener sexo lento.
  3. Explora la polaridad de hombres y mujeres.
  4. Habla regularmente sobre tus deseos y emociones.
  5. Cambia tus pensamientos una y otra vez, sobre la necesidad de tener un orgasmo o dárselo a su pareja.

¿Por qué deberías probar el Slow Sex?

En el corazón mismo del sexo lento se encuentran la conexión, la atención plena y la energía que el sexo y la intimidad pueden aportar, sin que los orgasmos sean importantes. No se trata solo de satisfacer a tu pareja o alimentar tu propio ego sino que se trata de sentir lo que es el amor y la intimidad, de experimentar verdaderamente lo que es para una mujer abrirse y abandonarse y para un hombre entregarse.

Es más, como ya hemos comentado, el sexo lento funciona sin una erección, que es un tema delicado para muchas parejas, si un hombre tiene problemas para mantener una erección, por ejemplo. El sexo lento es simplemente más, más profundo e íntimo, porque se trata de cultivar una conexión interior y expresar lo que se siente bien en ese momento y lo que aman el uno del otro.

¿Estás de acuerdo en que el sexo lento es algo que definitivamente deberías probar y quizás incluso integrar en tu vida sexual? Entonces, esperamos haberle podido ayudar con estos consejos.

Te puede interesar

Cómo llegar al orgasmo en pareja

Cómo llegar al orgasmo en pareja

¿Quieres llegar al orgasmo al mismo tiempo que tu pareja? ¿Ansías llegar al éxtasis simultáneamente? Esto es lo que debes saber para lograr tener un orgasmo compartido. El famoso orgasmo simultáneo ¿es misión imposible? Si has llegado a este artículo es porque quieres...

Tipos de preservativos: Guía para principiantes

Tipos de preservativos: Guía para principiantes

Los condones o preservativos son fundas de látex que se colocan sobre el pene para brindar protección contra embarazos no deseados y ayudar a detener la transmisión de enfermedades de transmisión sexual (ETS). En la actualidad, con tantos colores, texturas y...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *