10 zonas erógenas que no estás aprovechando

Cuando escuchas el término “zona erógena”… ¿Qué te viene a la mente? Si tus pensamientos van directamente debajo de la cintura, no eres la única. Todas somos culpables de estar un poco centradas en los genitales la mayoría de las veces, olvidándonos de utilizar otras zonas erógenas de nuestro maravilloso cuerpo

¿Qué es eso de las zonas erógenas?

El término erógeno se divide en 2 palabras:

  • eros que proviene del griego que significa deseo, amor, pasión.
  • geno es producir.

Por lo tanto las zonas erógenas son zonas que producen deseo. Y ¿qué es la sexualidad sin deseo? El deseo es la motivación que hace que deseemos tener un contacto. 

Las zonas erógenas son aquellas zonas del cuerpo muy sensibles, por lo tanto susceptibles de ser estimuladas. Estas zonas están irrigadas con mucha sangre. Suelen ser las zonas mas enrojecidas del cuerpo ¿las identificas?

¿Cuáles son las zonas erógenas?

Una zona erógena puede ser cualquier área del cuerpo que, cuando se estimula, te pone como una moto. Para aquellas de vosotras que queráis comprobarlo aquí tenéis 10 zonas erógenas que quizás nunca hayas considerado anteriormente. 

1. El cuero cabelludo

Por algo las peluquerías están llenas 😉 Tu cuero cabelludo está cubierto de terminaciones nerviosas, lo que lo hace súper sensible al tacto. 

Darle a tu pareja un masaje sensual en la cabeza, o incluso lavarle el cabello, liberará simultáneamente la tensión y lo pondrá con muchas ganas.

Es tan placentero que te mimen, te acaricien la cabeza, que te laven el pelo, lo masajeen… Lo que puedes hacer es tirar del pelo, frotar… es una buena forma de estimular o estimularse (recuerda la película Memorias de África y la escena de cuando Robert Redford le lava el pelo a la actriz).

2. El estómago 

Inicialmente, el estómago no suena como una zona erógena principal sino como un destino de comida deliciosa, sí. Pero ¿una región erótica? 

Tu estómago está cerca de sus genitales, lo que lo hace ideal para los juegos previos. Acariciar y besar ligeramente el estómago de tu amante es una excelente manera de generar una deliciosa anticipación antes del “plato principal”.

3. La espalda 

Si has atenuado las luces y has comenzado a acomodarte para una sesión apasionante, la parte trasera es un gran lugar para comenzar. Un masaje en la espalda no solo ayuda a relajar a tu pareja, sino que crea una intimidad increíble. 

Para estimular esta zona, por ejemplo, podríamos usar caricias sutiles con una pluma normal (como nuestra pluma erótica de Sportsheets). La caricia es más sorprendente porque tiene plumas más largas. La pluma puede ser muy placentera, se extiende girándola por toda la espalda.

Otro estilo es la  pluma de Marabu, es muy suavecita y mas homogénea.

Otro producto maravilloso para estimular la zona erógena de la espalda es un aceite de calor: la forma de usarlo es se masajeando la espalda, se sopla y se come o muerde. Es genial si quieres pasar sin problemas de un masaje de lujo a una sesión de sexo lujurioso

4. El perineo 

Puede ser un área pequeña, pero no dejes que eso te engañe haciéndote pensar que esta no es una zona de placer privilegiada. El perineo, la región de piel que existe entre el ano y el escroto o vulva, está cubierto de terminaciones nerviosas, lo que lo hace increíblemente receptivo al tacto. 

Tu perineo puede desempeñar un papel de apoyo sensual si te atreves a disfrutar de un buen beso negro, para lo que tienes un gel fabricado especialmente para el anilingus.

También, simplemente puedes disfrutar de la sensación de un dedo, lengua o un juguete para sexo anal estimulando esta área solamente.

5. Los testículos

Lo digo más fuerte para la gente de atrás: ¡las pelotas no reciben el crédito que merecen! 

Los testículos están cubiertos por una fina capa de músculo que se extiende hacia el abdomen, por lo que el tipo correcto de juego de pelota 😉 puede enviar una ola de placer por todo el cuerpo. 

Intenta ahuecar o tirar suavemente de las joyas de la familia de tu pareja. También puedes utilizar toda una gama de juguetes testiculares para sacarle el máximo partido a esta zona erógena.

6. Los senos y los pezones

¿Cómo se pueden excitar los pezones? Lo ideal es ir de fuera adentro con aceite efecto calor, chupándolo, acariciándolo… Puedes usar también un succionador. Puede que no tengas senos, pero esto no significa que tu pecho no sea erótico. Todos pueden disfrutar de la estimulación del pecho y los pezones, independientemente de si eres hombre o mujer.

Besar lentamente o rastrillar ligeramente las uñas sobre el pecho de tu amante son dos formas excelentes de subir la temperatura en la cama. 

Si quieres llevar las cosas al siguiente nivel, hay muchos juguetes eróticos increíbles que son perfectos para jugar con el pecho y los pezones

Con un buen aceite como el Afrodita de Secretplay podrás dar un masaje sensual que te dejará una piel maravillosa (se llama piel de seda).

También están las pinzas para pezones que hacen presión y las hay con pesos.

7. Los muslos 

La parte superior de los muslos es más o menos la vecina de al lado de tu pene o vagina. ¡Al igual que con el estómago, la sensación de que te acaricien los muslos puede ser una excelente manera de avivar la llama del deseo! 

Intenta acariciar, besar o incluso soplar suavemente los muslos de su pareja funcionan genial como antecedente sexy para el sexo oral. 

8. Los pies 

A algunas personas les ENCANTA hacer que los pies formen parte de su vida sexual, mientras que otras personas siguen siendo leales al equipo de “No toques mis pies”.

Ambas preferencias son totalmente normales. Si eres fanático de los pies, no te sorprenderá saber que el juego de pies es una gran excitación para muchas personas. Comienza con un masaje de pies celestial y verás a dónde lo lleva la noche. 

9. Las orejas 

Las orejas pueden ser sexys en más de un sentido. Así como a menudo nos excitan las palabras y los sonidos que escuchamos, también podemos despertarnos si nos tocan y besan los oídos. 

Los oídos están cubiertos de receptores sensoriales y, a diferencia de un apretón de manos o un abrazo, no hay muchas situaciones sociales en las que otra persona toque nuestros oídos a propósito. 

Esto lo convierte en un acto muy íntimo. Intenta tocar una de las orejas de tu amante mientras besas. 

10. Los labios

 Los labios son extremadamente sensibles. Hay un producto que nos encanta y es el lápiz labial de Vibrant Kiss. Te hace sentir un cosquilleo suave y cuando lo chupas y generas saliva tiene un delicioso sabor.

¿ Cómo sé cuando una zona es erógena en mi cuerpo?

Lo vas a saber porque en el momento que se estimule vas a sentir que aumenta tu deseo sexual, que comienzas a excitarte, como se suele decir, que se enciende la mecha. Hay personas más exploradoras que se enfrentan con este viaje de reconocer y disfrutar sus zonas erógenas de una forma mas exploradora. A ver qué le depara el camino, a ver qué le sorprende. Por otra parte, hay personas más informadas y lo tienen todo super preparado y disfrutan así de sus zonas erógenas. Yo te propongo que seáis los dos quienes habléis para saber cómo funcionan vuestras zonas erógenas.

La clave de toda pareja es la comunicación. Debemos ser explícitos en lo que nos gusta y lo que no con nuestra pareja o amante  para no dar lugar a equívocos.

Te puede interesar

Tipos de preservativos: Guía para principiantes

Tipos de preservativos: Guía para principiantes

Los condones o preservativos son fundas de látex que se colocan sobre el pene para brindar protección contra embarazos no deseados y ayudar a detener la transmisión de enfermedades de transmisión sexual (ETS). En la actualidad, con tantos colores, texturas y...

Cómo estimular el pene de forma oral para volverlo loco

Cómo estimular el pene de forma oral para volverlo loco

¿Sigues experimentando con lo que hace que tu pareja esté encantada o has perfeccionado tu técnica durante años de práctica? Tanto si te consideras un aficionado al sexo oral como una humilde novata, no hay nada de malo en repasar tus técnicas de vez en cuando. Hoy te...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *