Fantasías sexuales más habituales

Fantasear es natural, a todos los seres humanos nos encanta hacerlo. Con ello mejoramos nuestra respuesta sexual y nos conocemos a la hora de tener sexo y comunicarlo a nuestra pareja. Ayudan en la masturbación y en el aumento de la libido. En este artículo queremos invitarte a disfrutar de tus fantasías eróticas y por ello compartimos contigo las 5 fantasías sexuales más habituales en hombres y mujeres.

Qué son las fantasías eróticas y cómo ponerlas en práctica

Las fantasías sexuales son estas construcciones mentales que nos hacemos en las que recurrimos a situaciones eróticas que son creadas, que nos dan muchísimo placer y que nos gustaría a veces poner en práctica.

Antes de explicar cómo las llevamos a cabo es importante tener en cuenta:

  • Diferenciar entre fantasía y deseo:  Debemos preguntarnos si realmente al ponerla en práctica va a ser algo positivo para nosotros porque muchas veces lo que nos suele ocurrir es que tenemos en la cabeza una fantasía sobre un encuentro erótico y al ponerlo en práctica se nos cae todo y no es lo que habíamos pensado. Por eso hay que ser realistas aunque estemos hablando de fantasías sexuales la primera premisa que hay que tener en cuenta es la realidad que una cosa es cómo sucede la historia en nuestra cabeza y otra cosa es si queremos ponerla en práctica.
  • Con quién queremos poner en práctica la fantasía sexual: En el caso que tengamos o queramos llevar a cabo sea con una con otra persona siempre y ante todo hay que tener el consenso y el consentimiento de la otra persona. Hay que dejar muy claros los parámetros: qué es lo que yo quiero, qué es lo que espero de esta situación y qué es lo que la otra persona también quiere.
  • La fantasía es una que queremos llevar a cabo con nuestra pareja: En pareja sucede lo mismo, ante todo comunicación. Da igual si es una situación sentimental sexual o amorosa pues lo mismo pasa con las relaciones sexuales y los encuentros tiene que haber comunicación para conocer cuáles son los deseos de la otra persona y contraponerlos con los nuestros si son compatibles no son compatibles. 
  • Si la fantasía es más o menos realizable: Tenemos que tener en cuenta dónde estamos, si el sitio en el que estamos nos da privacidad  para llevarlo a cabo. Hay otras fantasías que tal vez no las podemos llevar a cabo porque no son legales o por muchas otras razones, entonces pues bueno, ahí volveríamos un poco para atrás y nos cuestionaríamos si esa fantasía es realizable o no es realizable (si es mejor que siga estando en nuestra cabeza).

Cómo poner en práctica las fantasías sexuales

Tener en cuenta primero como me hacen si tenemos si esta fantasía y otras personas cómo afecta a esas personas a esa pareja sexual de ese momento y hasta tengas con ella o no una relación más allá de lo sexual y si esa fantasía incluye cualquier actividad o cualquier acto sexual de este tipo hay que tener en cuenta que nadie en todos estos casos sale dañado, física ni psicológicamente, que todos ellos están de acuerdo y que todos quieren participar. Esas medidas hay que tenerlas clarísimas sea cual sea nuestra fantasía sexual. 

Aunque algunas fantasías son comunes a ambos sexos, lo cierto es que las personas buscan en internet fantasías sexuales para mujeres y fantasías sexuales para hombres. Esto quiere decir que nos gusta conocer las fantasías de otros e inspirarnos con ellas.

Fantasías sexuales más habituales

Cambio de roles

Muchas veces las fantasías eróticas masculinas tienen un carácter de dominación y las fantasías femeninas son muy detallistas. Esto se debe a nuestra educación cultural. Es el cambio de roles: el morbo que puede dar vestirse un día de otra forma, ponerse un arnés y penetrar a tu pareja, llevar un dildo puesto y simular que tienes pene. Son fantasías factibles y muy habituales.

Hacer un trío

Otra fantasía habitual es hacer un trío: lo que hay que tener en cuenta es que a nuestra pareja también le apetezca que haya una tercera persona en este encuentro. Hay que ser sinceros. Si crees que esto no va a favorecer la relación sentimental y la de pareja o el encuentro erótico pues es mejor no realizarlo.  Si crees que sí que es positivo pues entonces tendrías que tener en cuenta las opiniones y deseos de todas las personas que vais a formar parte.

Intercambio de parejas

Otra fantasía es participar de un ambiente. Queremos abrir nuestra relación ya sea esporádicamente una vez porque nos apetece probar estar con nuestra pareja en un en un local swinger, hacer un intercambio de parejas. Lo que podemos hacer es acercarnos a un local de este tipo, buscar qué hay en nuestra zona y acercarnos. No entrar así como de repente a por todas digamos sino que primero podemos observar en el local de copas qué tienen aparte de ver y comentar con nuestra pareja cuáles son nuestros sentimientos y cómo nos sentimos en este  lugar.

Sexo en lugares públicos

Una fantasía recurrente es el sexo en un lugar público: el morbo de lo prohibido, de que te vean, el aquí t”e pillo aquí te mato” suele gustar muchísimo, sobre todo a las mujeres.

Estimular a tu pareja en público

Los juguetes sexuales con control remoto nos han creado un nuevo tipo de fantasía. Nos dan el poder de estimular a nuestra pareja de forma discreta en todo tipo de situaciones, aun rodeados de gente sin que nadie se de cuenta. ¿Te animas a probarlo? Puedes usar un juguete con mando como nuestros huevos vibradores.

Te puede interesar

6 series rompedoras que hablan sobre sexo y son tendencia en 2021

6 series rompedoras que hablan sobre sexo y son tendencia en 2021

Está mas que comprobado que visionar películas o series eróticas refuerzan las relaciones de pareja, ayuda en el crecimiento de tu imaginario erótico y es una fuente ilimitada de inspiración. Es por eso que os proponemos 5 series que hablan sin tabúes sobre sexualidad...

10 mitos sobre el sexo anal

10 mitos sobre el sexo anal

El sexo anal es una práctica sexual que tiene muchísimos prejuicios y mitos. Te contamos a continuación los 10 mitos sobre el sexo anal más extendidos. 1. ¿Me va a doler la primera vez? Es falso que el sexo anal duele por ser la primera vez. No tiene por qué, no debe...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *